Buenas prácticas de ciberseguridad en videovigilancia IP

El creciente uso de las tecnologías y los dispositivos IoT ha generado importantes vulnerabilidades en la seguridad de la información, lo cual se ha convertido en una latente preocupación para los consumidores y las empresas, ya que ninguna está exenta de peligros por ataques cibernéticos. El sector de la videovigilancia no está alejado de esa realidad.

Los avances en video digital pueden generar nuevos riesgos en las cámaras IP y los dispositivos asociados a la red. Hoy, la importancia de la información obtenida por las cámaras y sus múltiples usos ha llevado a la generación de nuevas y más novedosas amenazas que se han vuelto un reto para las compañías.

  • Algunos consejos de los expertos

    Una ciberseguridad eficaz se basa en la evaluación de los riesgos y consecuencias, además de adoptar las medidas necesarias para disminuir las amenazas. Mantener la seguridad cibernética pareciera ser complicado, sin embargo, hay dos pasos fundamentales. El primero es reconocer las vulnerabilidades y problemas cibernéticos, ya que si no se tiene conciencia de que existen, no se podrá actuar en consecuencia. El segundo es la mitigación, es decir, una vez que haya identificado una amenaza potencial, debe tomar las medidas necesarias para solucionarlo antes de que se convierta en un riesgo grave.

  • A continuación se comparten algunos puntos clave que los especialistas recomiendan para tener en consideración y mantenerse seguros en temas de videovigilancia.

  • Asegure sus contraseñas.

    Al tratarse de la primera línea de defensa, es importante asegurarnos de que las contraseñas de los sistemas de video sean seguras, resistentes y frecuentemente actualizadas. En ciberseguridad, las amenazas hacia las contraseñas se describen como un mal uso accidental o deliberado del sistema, lo cual es una situación potencialmente riesgos, por lo que la solución es implementar políticas y procesos de contraseñas estrictos y confidenciales.

  • Actualizar las plataformas de video.

    Es común que las empresas utilicen sistemas de video obsoletos porque consideran que siguen funcionando. La realidad es que cuanto más antiguo es un sistema, más probable será que los ciberdelincuentes encuentren vulnerabilidades. En este punto resulta necesario actualizar los dispositivos, ya que la mayoría de las debilidades son encontradas por los fabricantes, quienes ejecutan escaneos y pruebas para localizar estos puntos débiles.

  • No exceda los dispositivos más allá de sus necesidades.

    Las plataformas de videovigilancia con exceso de cámaras pueden ser más delicadas. Por ello, es fundamental que cuente con los equipos específicos para sus necesidades, además de gestionar criterios de seguridad que impidan que personas no autorizadas accedan a los sistemas con aparatos personales, por ejemplo, celulares o tabletas.

  • Capacite a su equipo de trabajo.

    Es crucial capacitar a los empleados en las mejores prácticas de seguridad cibernética. Enséñeles a buscar y detectar amenazas hasta en un correo electrónico.

  • Proteger la infraestructura física, así como la red y los datos que tienen sobre sus clientes, no requiere de un cifrado complejo en sus dispositivos. Sin embargo, los primeros pasos para su ciberseguridad deben ser lo más eficientes, apegándose a las recomendaciones de los expertos, dependiendo sus necesidades, con el fin de identificar las vulnerabilidades de su sistema e implementar las mejores prácticas para garantizar la continuidad de las operaciones.

    Single Articles


    #Innovaciontecnologica #Ciberseguridad